¿Qué es?

EL CEMENTO NATURAL PROMPT

El cemento natural Prompt es un ligante hidráulico natural, cocido a baja temperatura como las cales, siguiendo el mismo proceso tradicional desde hace más de 150 años. Tiene la denominación de cemento porque, después de la cocción, la piedra no es apagada, como es el caso de las cales, sino simplemente molida. Sin ninguna adición mineral u orgánica, su composición mineralógica es similar a la de las cales hidráulicas naturales, aunque en proporciones diferentes.

Dispone del marcado NF: NF P 15-314 (cemento rápido natural) y NF P 15-317 (trabajos en el mar). Y también, desde el 13 de junio de 2007, del marcado CE conforme al Acuerdo Técnico Europeo: ETA-07/0019 – Certificado Nº 0679-CPD-0227.

Sus principales características en el marco de la bioconstrucción son:

  • su compatibilidad con todos los tipos de cales, a las que aporta reactividad e hidraulicidad (para las cales aéreas),
  • su permeabilidad al vapor de agua, en mortero, en mezcla con el Granulado Cáñamo para Construcción o con las cales,
  • su fraguado y endurecimiento rápidos que permiten proteger las construcciones desde los primeros momentos,
  • su fraguado ajustable con el empleo de Tempo, que deja el tiempo abierto necesario para el amasado y la puesta en obra.

EL TEMPO

El Tempo es un retardante de fraguado constituido al 100% por ácido cítrico de calidad alimentaria. Se trata del retardante más eficaz para el cemento natural Prompt. Su utilización es indispensable para asegurar el tiempo abierto necesario para una buena puesta en obra.

A señalar: El ácido cítrico es biodegradable y no es tóxico para el hombre ni para el medio ambiente. Sin embargo, es irritante y puede provocar quemaduras si entra en contacto prolongado con las mucosas: por ello se debe utilizar con precaución.

LAS CALES

Las cales provienen de la cocción, a baja temperatura, de calizas puras en el caso de las cales aéreas, y de calizas con impurezas de sílice en el caso de las cales hidráulicas naturales. Después de la cocción, en ese momento a ambas se las conoce como “cal viva”, sufren un tratamiento con agua para apagarlas y convertirse en cal hidratada.

Tras el fraguado, las cales siguen endureciendo en contacto con el aire combinándose con el CO2  del ambiente: es el proceso conocido como carbonatación. De ahi su valor ecológico.

Las cales aéreas, para fraguar, necesitan estar en contacto con agua y el aire, de ahi su nombre. Las cales hidráulicas naturales, en parte aéreas, fraguan por simple contacto con el agua. Mineralógicamente, estas últimas están próximas al cemento natural Prompt.